Días de "no tacones"

Queridos todos, como bien sabéis, no soy defensora, ni mucho menos, del zapato plano. Siempre he dicho que una mujer encima de unos tacones es como mejor va y es más, cuando voy encima de ellos siento una fuerza superior que me impulsa a comerme el mundo y lo que haga falta. Creo que son “mis superpoderes”.

Sin embargo, hay días en los que no hay manera de subirse en ellos, y en esos me encuentro yo. Para calzarte unos tacones hay que tener ánimo y fuerza, y yo estoy en esos días en los que ni una cosa ni otra, lo que me obliga a ir a ras del suelo y pensar qué tengo que ponerme en los pies.

Soy un poco tiquismiquis y hay cosas que no me gusta mezclar, así que os dejo mis sugerencias.

Para falda y vestido, apuesto por las manoletinas (mis amigos dicen que ese calzado no nos favorece nada a las chicas, que parecemos toreros).


Y para poner con traje y cualquier tipo de pantalón, apuesto por los clásicos de cordones que tanto están de moda.

Anuncios

3 comentarios en “Días de "no tacones"

¿Qué te ha parecido? Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s